Cómo afrontar el adiós

Cómo afrontar el adiós

Votación

terapia de duelo

Como personas muchas veces no estamos acostumbrados a la perdida de algún familiar es más a menudo vemos la muerte como algo lejano por ello no estamos acostumbrados a la perdida de algún familiar, a menudo muchas personas son frágiles ante esta situación, por ello necesitan de ayuda profesional que les ayude a llevar una terapia de duelo para aligerar la carga.

La muerte y pérdida de un ser querido es un proceso muy duro por el que todos hemos pasado o pasaremos en algún momento, si bien es cierto que no todas las personas cuentan con los mismos recursos o herramientas para hacerle frente, en algunas ocasiones este proceso se puede complicar y convertirse en un problema serio.

Se estima que esto ocurre entre el 10-20% de las veces que se atraviesa un duelo, para estos casos existen diferentes técnicas, respaldadas con distintos estudios, que nos pueden ayudar a superar este estado, primero que nada es necesario vamos a intentar diferenciar un duelo normal de un duelo patológico, para que de esta manera puedas diferenciar cuando es que la personas necesitan ayuda.

Duelo normal y duelo patológico

El duelo es un conjunto de reacciones a nivel físico, emocional y social, que se desencadena tras una pérdida significativa: en nuestro caso, la muerte de un ser querido, los síntomas pueden oscilar en el nivel de intensidad y duración, en algunos casos llegando a prolongarse durante toda la vida, en cualquier caso, recordemos que en un principio se trata de una reacción adaptativa.

El duelo, la tristeza y la ansiedad son los sentimientos más comunes, en ese mismo orden, además del miedo a la soledad, también pueden aparecer sentimientos de culpa y disminuir el interés por todo lo que rodea a la persona. lo normal es que estos síntomas vayan desapareciendo en un plazo que oscila entre los seis meses y el año.

La cuestión es cuando las reacciones emocionales son mucho más intensas, dificultan seguir con la vida diaria y duran más de un año, podemos hablar de duelo patológico. En estos casos también aparecen síntomas muy poco habituales, como pueden ser las alucinaciones (visiones o voces del fallecido) o las ideas suicidas, este proceso suele complicarse, además, por otras conductas como el aislamiento social, el descuido personal o el consumo de sustancias, es en este caso cuando es conveniente plantearnos acudir a la terapia de duelo para que los profesionales nos ayuden.

De esta manera podrá lentamente la personas recuperar su vida cotidiana.

About The Author

cognosipsi
WhatsApp Mándanos WhatsApp